Calidad sueca en su esencia

SWIFT es una empresa sueca de tecnología doméstica fundada por pioneros del ascensor doméstico. Uniendo fuerzas con algunos de los mejores distribuidores de ascensores domésticos del mundo, SWIFT ha creado un equipo internacional de empresarios que comparten la pasión por los productos que marcarán la diferencia.

SWIFT nació en Estocolmo, Suecia, y es aquí donde tenemos nuestra sede central.

Calidad y fabricación

El centro de I+D y la fábrica de ensamblaje de componentes clave se encuentran en Falkenberg, en la costa occidental sueca.

En Falkenberg tenemos nuestro laboratorio electrónico, donde realizamos pruebas de ruido/vibración y de larga duración.

SWIFT cumple la normativa europea más estricta sobre ascensores, la Directiva Europea de Máquinas 2006/42/CE y la norma armonizada EN81-41.

El sistema de control es alimentado por Thor Engineering ™- uno de los sistemas de control de ascensores más potentes del mundo.

El sistema Thor ha sido desarrollado por el grupo sueco SafeLine y se ha adaptado de forma exclusiva para satisfacer las necesidades del ascensor doméstico de SWIFT.

Todos los componentes críticos, como el sistema de control y la unidad motriz, se diseñan y fabrican en Suecia y Alemania. El resto de los proveedores proceden de Europa y Asia, y todos ellos han sido cuidadosamente seleccionados tras exhaustivas pruebas y revisiones.

Fabricación

La fábrica de montaje de SWIFT es una de las fábricas de ascensores domésticos más avanzadas del mundo.

La moderna fábrica está dirigida por experimentados profesionales suecos y combina la calidad sueca con las últimas filosofías de fabricación ajustada.

En la fábrica, los visitantes pueden echar un vistazo a todo el proceso de fabricación.

Descubra la sala de exposiciones SWIFT, un estudio construido para mostrar todos los aspectos de la compra y la propiedad de un ascensor doméstico.

Hacia la sostenibilidad

SWIFT quiere formar parte de la creación de una sociedad sostenible. Creemos que nuestro ascensor doméstico puede desempeñar un papel pequeño, pero importante, en la vida sostenible y en la forma en que se construyan las casas en el futuro.

Tenemos los costes de funcionamiento más bajos del mercado gracias a nuestro exclusivo sistema de propulsión (pendiente de patente) y al concepto EcoDrive inspirado en Tesla, que carga automáticamente las baterías a medida que el ascensor desciende.

Las alfombras están fabricadas con ECONYL©, microfibras procedentes de residuos de nailon y botellas de plástico recicladas del océano. El 95% de todos los componentes del ascensor son reciclables.

Únase a nosotros en el viaje hacia una tecnología doméstica sostenible y vanguardista.